Seleccionar página

Las lentejas son legumbres muy nutritivas, económicas, se conservan bien y además su versatilidad permite que puedas realizar varias recetas.

Entre los principales nutrientes que aportan las lentejas son las proteínas, ya que contienen un 23,5% de las mismas, más que el garbanzo, y también más que carnes, pescados y otros productos de origen animal. Sin embargo, es conveniente consumirlas a lo largo del día con otros alimentos que contengan aminoácidos, como el arroz o el trigo para complementar su aprovechamiento.

Además, éstas proteínas poseen gran ventaja respecto a las de los alimentos de origen animal debido a que no contienen colesterol ni de grasas saturadas, son fáciles de digerir y poseen otros nutrientes. Este relevante aporte proteico hace de las lentejas un alimento básico en cualquier dieta, con un coste económico y ecológico muy ventajoso sobre la carne.

Kale

Por otra parte, las lentejas aportan una gran cantidad de energía tanto para las actividades físicas como para alimentar al cerebro en la concentración y el estudio, además al poseer hidratos de carbono complejos y de absorción lenta la glucosa pasa a la sangre de forma progresiva sin originar picos de glucemia. Otro de sus puntos fuertes es su riqueza en minerales, una sola ración cubre un alto porcentaje de hierro, potasio, calcio, magnesio, fósforo, cinc y selenio.

Es por esto que las lentejas poseen riqueza en su composición nutricional, lo cual las convierte en grandes aliadas de la salud y representan una gran fuente de proteínas. 

PUBLICAR UN COMENTARIO

0 comentarios

×